¿Qué son las técnicas de relajación? Introducción + vídeo de visualización guiada

Las técnicas de relajación son una herramienta cada vez más utilizada ya que a menudo en nuestra vida actual estamos expuestos a gran cantidad de estímulos externos que incrementan nuestros niveles de estrés.

Estos niveles de estrés de mantenerse a lo largo del tiempo pueden ocasionar multitud de problemas en los ámbitos psicológico, físico y social.

Beneficios de las técnicas relajación

Normalmente no podremos controlar la aparición de estos estímulos estresores en nuestro entorno, sin embargo si podemos aprender a controlar sus efectos sobre nosotros a través de diferentes técnicas de relajación para evitar que condicionen nuestra vida.

Como todo, es uso de esta técnicas de relajación de forma adecuada requiere de un entrenamiento y si bien es cierto que puedes utilizar vídeos como el que te ofrezco con buenos resultados, lo ideal es acabar interiorizando el proceso para poder aplicarlo en cualquier situación en la que lo necesites sin ningún apoyo externo.

Algunos de los beneficios que obtendrás aplicando técnicas de relajación de forma habitual

Reducción de los niveles de cortisol y otras sustancias precursoras del estrés o la ansiedad.

Incrementar el autocontrol y la autoestima.

Mejorar la calidad de vida cuando se tienen dolencias crónicas.

Menor sensación de cansancio habitual.

Descenso de la presión arterial.

Mayor tolerancia a la frustración.

Mejora el sentimiento de bienestar subjetivo (felicidad).

Menos problemas de somatización (traslado al plano físico de dolencias psicológicas).

Facilita el funcionamiento de la atención, la memoria y la concentración.

Ayuda a dormir mejor.

Algunas técnicas de relajación

Antes de nada decirte que existen muchas más. Para no complicarte demasiado voy a citar algunas de las más comunes y después voy a centrarme en explicar la que tal vez sea la más sencilla de ellas para que puedas ponerla en práctica inmediatamente si te apetece.

1. Relajación muscular progresiva de Jacobson

Consiste en tensar determinados grupos musculares para relajarlos después, haciéndote consciente de la diferencia para que aprendas a liberar tensión. Con entrenamiento sus beneficios son múltiples y lo ideal es poder extrapolar la capacidad de relajación aprendida fácilmente a cualquier situación en la que se necesite.

2. Entrenamiento autógeno de Schultz

Se trata de hacer un recorrido a lo largo de nuestro cuerpo sintiendo las sensaciones de peso y calor, hacernos conscientes de nuestra respiración y notar frescor en nuestra cabeza. Algunos de sus beneficios son la superación de estados de dolor, disminución de la presión arterial y del cortisol en sangre.

3. Mindfulness o atención plena

Consiste en fijar la atención en el momento presente, sin juzgar y con una actitud bondadosa o amorosa hacia el objeto que se contempla para trabajar conscientemente estados de estrés, dolor, pérdida o afrontamiento de los desafíos o los que debemos enfrentarnos. Sus beneficios a grandes rasgos son lograr un estado interno de equilibrio, desarrollar la compasión y una mejora en la adaptación a nuestro entorno. 

4. Visualización guiada

Consiste en imaginar una escena y utilizar los sentidos para introducirte en ella y dejarte llevar por el entorno del modo más profundo posible. Es útil para casos de ansiedad, depresión o fobias.

En mis talleres suelo combinar esta técnica con la relajación progresiva y el feedback que me ofrecen posteriormente los usuarios es bastante satisfactorio. Normalmente el esquema que sigo es:

Explicación de la técnica de respiración profunda y ensayos.

Explicación de la técnica de relajación progresiva.

Comienzo de la sesión aplicando la respiración profunda.

Aplicación de la técnica de relajación progresiva.

Cierre de la sesión con una visualización guiada.

También suelo ayudarme de música relajante y algún tipo de instrumento o efecto de sonido que haga la experiencia más inmersiva.

Vídeo: visualización guiada

Como la visualización guiada es una de las técnicas de relajación más sencilla para iniciarse, he creado el siguiente vídeo en el que te guío con mi voz y música relajante. Espero que la experiencia te resulte agradable.

Lo ideal es que al principio lo utilices para conocer la técnica y según vayas avanzando, prescindas del apoyo visual, dejando que sea tu imaginación la que cree la escena según tus propios gustos. Crea tu propio “lugar de paz” y disfruta de él.

Espero que este post y el vídeo te hayan sido útiles y te ayuden a iniciarte el el mundo de las técnicas de relajación para mejorar tu calidad de vida.

Si hay alguna técnica de relajación que te gustaría que tratase en el blog o que grabara algún vídeo con una temática concreta, no dudes en dejarlo en los comentarios.

 ¡Un abrazo!